Con motivo del lanzamiento de la tienda de la web ofrecerán durante la primera semana los portes gratis con la compra

Publicado por Amanda Usero en La Opinión de Málaga

Con motivo del 40 aniversario de esta tradicional tienda malagueña, las socias del local han decidido abrirse a un nuevo público y añadir la venta a través de internet, un paso que dan con un objetivo claro: mantener la tradición en el trato al cliente, pero adaptarse a los nuevos tiempos

Nuevo logo, nueva fachada, nuevos productos y el plato fuerte: la venta online. La mítica tienda de Huelin, Oportunidades Málaga, cumple 40 años y, conscientes de la necesidad de adaptarse a los nuevos tiempos, ha dado un paso al frente y ha decidido apostar por la búsqueda de nuevos clientes a través del lanzamiento de las compras por Internet, un servicio que ofrecen desde este pasado viernes.

Este establecimiento, especializado en el comercio textil, comenzó su andadura en 1978 de la mano de José García Lara, un malagueño que comenzó vendiendo ropa y menaje de hogar por las casas y que fue abriendo pequeños negocios en el centro histórico de la ciudad especializados en retales. Años después, junto a su esposa, Dora Claros Claros, se especializaron en la venta al por mayor de lencería y ropa de hogar con Almacenes Dory.

Éste y Modas Dory, tienda de venta al público, funcionaban paralelamente cuando el matrimonio decidió comenzar el que sería su gran proyecto. Oportunidades Málaga nacía así como un pequeño local que alquilaron en calle La Hoz y con el que se dedicaron a la venta de retales, tejidos y menaje de hogar. Poco a poco, fueron agrandando la tienda e incorporando productos, hasta que llegaron a ser «un referente fuerte en cortinas», recuerda Lorena García Claros, una de las hijas, quien ahora es la administradora junto a su hermana Eva. Aunque las cuatro hermanas son socias del negocio familiar.

«Mi padre partió de la nada y con mucho esfuerzo ha logrado que 40 años después podamos continuar su legado», defiende, resaltando las ganas que tienen de continuar lo que él empezó. «Tenemos una gran ilusión por este proyecto, que también es comenzar como de la nada para nosotras porque es un campo que no controlamos», explica.

Así, quieren darle una oportunidad, y nunca mejor dicho, a lo que han visto que es el futuro, «o más bien el presente». Las ventas han ido descendiendo significativamente en los dos últimos años, especialmente en épocas donde los productos bajan de precio si compras por internet, detalla Lorena. Esto, unido al hándicap que tienen en la tienda con el aparcamiento, ha hecho que se planteen abrirse a otro público. Primero, incorporando la venta a restauración y hostelería, algo que ya han hecho y va por buen camino. Y ahora buscando a aquellos que prefieran comprar desde casa.

En principio, buscan la venta local y nacional a jóvenes, cuyo hábito es la compra online, que estén decorando o amueblando su piso o empresarios que estén montando sus pisos en alquiler.

Ofertas

Para comenzar con la tienda online han introducido sólo algunos productos, aunque poco a poco irán introduciendo más. Así, actualmente se encuentran en la web ropa de hogar, ropa interior y menaje de cocina. Para impulsar el lanzamiento quieren incorporar descuentos, ofertas en productos en promoción o nuevos, e incluso sorteos.

Al igual que de su padre, José, recuerdan el espíritu negociador: «le encantaba el regateo, conseguir grandes partidas a buenos precios para poder ofrecer el mejor precio después a sus clientes», de su madre, Dora, recuerdan el trato al cliente, la implicación con ellos y los sorteos que realizada. Durante la semana, Dora iba repartiendo papeletas entre los clientes y cuando llegaba el fin de semana hacía rifas de juegos de sábana o cualquier producto que se le ocurriera. Por ello, en homenaje a ella quieren incorporar esas iniciativas. La primera oferta que han puesto en marcha es que, durante la primera semana de lanzamiento, es decir, del 30 de julio al 5 de agosto, los portes serán gratis con la compra.

En cuanto a las características de la web, explican que la han querido hacer sencilla, intuitiva, rápida, atractiva y de fácil acceso para contactar si el cliente tiene alguna duda. En este punto, recordaron que «detrás de la web siempre estamos nosotros, y vamos a tener la misma política que en la tienda física: que el cliente quede satisfecho».

Esta es una de las tradiciones que no quieren perder, el trato personalizado al cliente y su preocupación por él, algo que aseguran ha hecho que tengan un público fidelizado «de toda la vida» que, incluso, pasan de generación en generación por la tienda. Algo que también ocurre con los empleados.

Y eso mismo quieren conseguir con la venta online, que los clientes vuelvan a comprar en la tienda o que la recomienden, aunque sin desatender los casi 2.500 metros cuadrados de espacio que tienen en Huelin y que también están mejorando –arreglando la fachada o añadiendo productos– para seguir con el proyecto de sus padres, al menos, otros 40 años más.

Publicado por Amanda Usero en La Opinión de Málaga

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *